La práctica de Hatha Yoga produce diversos beneficios físicos mentales y emocionales. Entre tantos, aporta flexibilidad, mejora la circulación y fortalece músculos huesos y articulaciones. Aumenta la conciencia de nuestro cuerpo y emociones. Genera mayor claridad mental dándole paso al contacto con nuestra verdadera esencia.

Yoga es permitirnos observar nuestro cuerpo y mente sin juzgar, aceptando cómo estamos aquí y ahora, y desde ahí la infinidad de posibilidades que habilita. Lo más importante, reconocer a ese observador, nuestra parte más sabia, nuestro ser.

El método Vinyasa

Es un tipo de Hatha Yoga dinámico en la que cada asana (posturas) prepara al cuerpo para la siguiente, las series de posturas son hilvanadas mediante enlaces basados en Surya Namaskar (saludos al sol). Así además de trabajar todos los músculos del cuerpo y los órganos internos como en el hatha yoga clásico, favorece también a una buena actividad cardiovascular. Una práctica de yoga matinal es una buena opción para comenzar un día recargado de energía.